Faldas que favorecen la silueta para que te sientas guapa

La clave para conseguir un buen par de faldas es averiguar la silueta adecuada. El largo debe ser justo por encima de las rodillas, y la cintura debe estar unos 5 cm por debajo de tu cintura natural. Puedes evitar las siluetas cuadradas poco favorecedoras probándote varios estilos y longitudes diferentes antes de comprar.

El dobladillo debe caer a la altura de la rodilla o ligeramente por encima de ella. No debe extenderse más allá del tobillo o de la zona de la minifalda, por miedo a exponer demasiada piel.


Asegúrate de que los dobladillos acampanados no sobrepasan las rodillas, ya que se ven demasiado cortos en la mayoría de las mujeres.
La mejor manera de evitarlo es optar por una falda de talle alto que se sitúe en la cintura natural o justo por debajo de ella.

Falda lápiz

Una falda lápiz es una falda básica que tiene una cintura pequeña y se ciñe en la parte inferior. Suele venir en negro, gris o azul marino para las mujeres que quieren añadir un poco de sofisticación a su vestuario.

También está disponible en una amplia gama de longitudes. Puedes elegir un largo más corto si eres más bajita y quieres lucir tus piernas. Y también puedes elegir una más larga si eres más alta y quieres ocultar tus piernas cortas.


Una falda lápiz puede llevarse al trabajo todos los días porque es versátil y fácil de llevar. Además, puede combinarse con cualquier tipo de calzado, como zapatos planos, de salón o botas. Con esta falda básica, puedes crear cualquier conjunto que desees simplemente mezclando y combinando con diferentes accesorios.

Línea A

Las faldas de línea A son ideales para llevarlas con una variedad de tops diferentes. Son versátiles, favorecedoras y cómodas. Estas faldas están disponibles en todo tipo de colores, longitudes y estilos, por lo que no hay límite a la hora de llevarlas. Las faldas de línea A son buenas para la oficina o se pueden llevar con un cárdigan o una blusa.


Las faldas de línea A son perfectas para crear un aspecto elegante y pulido. Combinan bien con escotes amplios y tacones altos.


Las faldas de línea A son muy versátiles y pueden llevarse con casi cualquier conjunto. Son favorecedoras, cómodas y fáciles de llevar. Además, quedan muy bien en todo tipo de cuerpos. Hay muchas longitudes diferentes, así que seguro que encuentras una que se adapte a ti.

Acampanadas

Las faldas acampanadas suelen ser bastante cómodas de llevar. Tienen mucho espacio para las caderas y, en general, son bastante holgadas. Esto significa que puedes llevarlas con cualquier cosa, desde camisetas hasta vestidos.

También son muy fáciles de poner, lo que es especialmente bueno para las personas que tienen problemas de movilidad. Como son un poco voluminosas, tampoco te sentirás incómoda con ellas cuando haga calor.


También puedes encontrar faldas acampanadas en diferentes colores y estampados. Suelen tener un ligero acampanado en la parte inferior, pero muchas de ellas serán también ajustadas en la parte superior. Son ideales para ocasiones informales, por lo que es mejor llevarlas con una camiseta o un vestido informal. Si quieres algo más formal, las faldas acampanadas también pueden llevarse con un vestido o una falda.

Plisada

Una falda plisada es un tipo de falda que presenta una serie de curvas o pliegues en el tejido. Algunas tienen un aspecto exagerado, mientras que otras son más discretas. Pueden estar hechas de cualquier material y pueden llevarse en cualquier momento.

Las faldas plisadas son ideales para llevarlas con cualquier tipo de top, pero resultan especialmente favorecedoras en las mujeres con más volumen. Además, dan forma a las piernas y aumentan la confianza en ti misma al hacerte sentir más mujer.


Related Articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Ultimas Entradas